martes, 30 de agosto de 2011


El arte es una práctica humana creativa que en muchos casos implica la realidad; es un método, una herramienta con la cual nos acercamos al conocimiento. De todas las maneras de representación el dibujo es la manera en la cual se interpreta un todo, es el antes el después y el durante de toda representación, es una gran bosquejo de la vida. Aunque las actividades artísticas comprenden la realidad, existe un elemento que es aun más crucial que éste: el lenguaje, puesto que  depende de cómo lo apliquemos; ya que es posible construir textos para comunicar tanto fantasías, cómo hecho reales.
El uso del lenguaje es un acto relativo que depende de quien lo aplique, en su texto cómo hacer arte con palabras John L. Austin habla sobre la palabra, la cual necesariamente requiere una acción, o una persona adecuada para que sea aplicable en el lenguaje, de lo contrarío es denominada un infortunio; es decir, el texto o frase puede ser anulado si yo no estoy en condiciones de aplicarlo, no se trata explícitamente de mentiras, sino de una de una palabra que por diversos motivos no es aplicable en su acción, y simplemente se anula.
mientras que según Foucault  la parresía trata sobre el comunicar un texto con franqueza, con la verdad; a pesar de que ésta pueda traer consecuencias tanto buenas, cómo malas para el sujeto. La parresía ésta directamente relacionada con el hecho de tener la liberta de usar la palabra, o no; un esclavo depende de su señor para hablar con la verdad, ésta obligado a depender del buen o mal juicio de su amo para que la parresía sea aplicable.
En términos contemporáneos hablando específicamente de nuestro contexto es mucho más asequible para el artista ejercer la parresía en su obra, aunque esto traiga consecuencias mortales para su vida. No obstante no estamos exentos de mal interpretaciones, y censura más en un país cómo Colombia en donde la autoridad pasa por encima de la parresía, de la libertad de la palabra.


Entonces ¿cómo aprovechar las herramientas que nos ofrece el lenguaje para aplicar la parrietesis en el arte? Para lograr esto es necesario primero ser un buen lector del contexto, dialogar con el cotidiano para no crear infortunios, a menos de que ese sea el cometido. Leer para luego escribir, o crear.
Entonces teniendo en cuenta la parresía en el uso, y creación de textos para aplicarla a la intervención de un lugar (espacio), por medio del dibujo experimentando con la transformación de éste a través del tiempo.
Dibujo: El concepto de dibujar tiene la virtud de abarcar tantos elementos que la sola hoja y lápiz no logran contenerlo. Partiendo de la intención de dejar el paradigma del papel y lápiz , éste ejercicio comprende buscar intervenir un espacio amplio teniendo en cuenta cómo se comporta el dibujo através del tiempo, y lo que implica su aplicación  y magnificación en el espacio.
Tiempo: Curiosamente hoy en día cómo resultado de la modernidad carecemos tanto de tiempo cómo de espacio en la mayoría de nuestras actividades, tratar entender dos conceptos desde el arte los cuales casi no tenemos fue y es tarea difícil.
No es cuestión ajena que el tiempo tiene efecto en la practica artística; el papel, el lienzo, las esculturas todas envejecen conforme pasan los años. Pero ¿que pasa cuando el material escogido para realizar el dibujo es aun más efímero que cualquier otro? La tiza es un elemento que permite un efecto en el primer momento, pero que al siguiente no se logra ver igual, pasa rápido, sin que nos demos cuenta.
Espacio:El concepto espacio no existe cómo tal, pero si existe el territorio que se va creando conforme se va modificando; dándole un sentido diferente, un significado para mi. Hay una diferencia entre el espacio físico y el espacio social; el social es construido por la persona (singular) mientras que el espacio Físico es construido por una sociedad. Es decir que el espacio  social se va creando a medida que lo habitemos, que lo transitemos, que lo vivamos, es de eso lo que se trata habitar un lugar, un espacio convirtiéndolo en territorio.

por Daniela Orozco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada